miércoles, 7 de enero de 2015

La nueva Flagship Store de Dior en Tokio, por Peter Marino

Desde su creación, la tienda insignia de la famosa casa de moda francesa Dior, en Tokio, ha contado con unos profesionales de lujo para su desarrollo. En 2003, el encargado del proyecto de arquitectura fue el estudio japonés SANAA, ganador del premio Pritzker. Ahora, el diseño del interiorismo para reacondicionar la tienda ha estado a cargo del arquitecto estadounidense Peter Marino, famoso por sus diseños para grandes marcas de lujo, como Chanel, Armani, Louis Vuitton, Fendi, Ermenegildo Zegna, o Loewe. 

Dior Flagship Store, Tokio, por SANAA y Peter Marino

La flagship store de Dior en Tokio está ubicada en la avenida Omotesando, cerca de la flagship store de Prada, diseñada por Herzon & de Meuron, la tienda Tod, diseñada por Toyo Ito, y el edificio Gyre, diseñado por MVRDV, entre otras grandes firmas de moda. 

El edificio fue diseñado en 2003 por los arquitectos Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa, fundadores del estudio SANAA y ganadores del premio Pritzker en 2010 quienes sólo se encargaron de crear la estructura y piel del edificio, de forma que Dior pudiera escoger más adelante a otros estudios y arquitectos para el proyecto de interiorismo y sus futuros reacondicionamientos. 

El proyecto de arquitectura de SANAA planteó un edificio rodeado por paredes de cristal transparente, fijadas frente a una pantalla translúcida de acrílico suavemente ondulado, y emparedadas entre bandas horizontales de aluminio blando colocadas a diferentes alturas. 

Dior Flagship Store, Tokio, por SANAA y Peter Marino

El edificio es una caja blanca pura y con bordes afilados que ocupa todo el espacio trapezoidal. Su diseño estuvo inspirado en los vestidos de alta costura, de forma que la doble piel de su fachada de ocho plantas se asemeja a la caída de un vestido. 

Se ha impreso una serie de rayas blancas en las paredes de acrílico, con la intensión de cambiar la apariencia de la fachada dependiendo de como incide sobre ellas la luz en el día y el nivel de penetración de la luz en la noche. Por otro lado, las bandas horizontales de aluminio blanco rompen aún más el volumen en varios segmentos desiguales.

Dior Flagship Store, Tokio, por SANAA y Peter Marino

Por la noche, las capas apiladas que conforman la fachada de 30 metros de altura brillan con diferentes intensidades. Este planteamiento habla de la feminidad elegante que permite destacar sin esfuerzo a lo largo de una avenida llena de grandes estrellas de la moda. 

Dior Flagship Store, Tokio, por SANAA y Peter Marino

Dior Flagship Store, Tokio, por SANAA y Peter MarinoDior Flagship Store, Tokio, por SANAA y Peter Marino

Interiormente, el volumen está distribuido en 5 niveles y un sótano. El sótano y las tres primeras plantas están dedicadas a las distintas líneas de producto de la marca, mientras que en la cuarta planta se ha ubicado un espacio para eventos de usos múltiples y un jardín en la azotea. 

Para el proyecto de reacondicionamiento, Peter Marino ha rediseñado el espacio sin tocar las fachadas, con la intensión de realizar una "versión modernizada" de la flagship de las flagship stores de Dior, ubicada en la Avenue Montaigne de París.

La planta baja, que exhibe bolsos, joyas y relojes, cuenta con una pared de video-arte que reproduce películas de flores. 


La línea prêt-à-porter se encuentra en la planta abierta del primer nivel, que cuenta con pavimento de parquet pálido y moqueta gris. 

La ropa de mujer y los perfumes están ubicadas en el segundo nivel, debajo de un techo totalmente cubierto de espejos que hace que el espacio aparente duplicar su altura. Los zapatos se exponen en estantes que se proyectan desde las paredes texturizadas y los zócalos reflectantes repartidos por toda la planta, mientras que un asiento tapizado curvado ofrece a los compradores un lugar para sentarse mientras se prueban el calzado.


Los perfumes tienen un espacio especialmente dedicado que ha sido ubicado al lado del ascensor, rodeados de paneles de cristal que van desde el suelo hasta el techo, estampados con grandes motivos florales diseñados por el artista Tim Hailand.


Otros elementos decorativos de la tienda incluyen la silla metálica diseñada por Johnny Swing y un banco central diseñado por el escultor Terence Main, que rodea un bouquet de flores. 

La tienda insignia de Omotesando también contiene una boutique de Dior Homme, que fue rediseñado el año pasado y muestra las líneas de ropa de hombre, accesorios y relojes.


Proyecto de arquitectura: SANAA
Proyecto de interiorismo: Peter Marino
Fuente: dezeen magazine

2 comentarios:

  1. Hermoso diseño, las cosas realmente ha cambiado en los últimos años. Muchas gracias por este ejemplo de diseño arquitectónico moderno.
    Que tengas un gran día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cindy! La verdad es que la forma de comprar de la gente ha cambiado tanto en los últimos años que las marcas han tenido que poner a trabajar su creatividad para crear espacios que sean lo suficientemente atractivos para poder "derrotar" a la competencia y los comercios online. Lo bueno es que esto ha dado una nueva importancia al interiorismo comercial, que ha diseñado espacios maravillosos. ¡Saludos!

      Eliminar

¡Gracias por comentar!